Tlaloque – $2,650.00

37b

Separador de Primeras Lluvias – Tlaloque

$2,650.00

Tlaloque Separador de primeras lluvias. Se encarga de separar la parte más contaminada de cada aguacero, permite mandar el agua más limpia a la cisterna.

PDF – Ficha Técnica

QUÉ ES EL TLALOQUE

El Tlaloque, el primer producto mexicano en su tipo, separa la parte más sucia de cada lluvia para que no entre a la cisterna. Se vacía automáticamente por la manguera de drenado.

El Tlaloque te permite conectar superficies de hasta 140 m2 y elegir cuántos litros de cada lluvia vas a separar. Su capacidad total es de
210 litros.
DISEÑO

a. Puedes ajustar el volumen que quieres separar. Esto significa que no tienes que separar la misma cantidad de agua en una casa chica que en
una grande, haciendo más eficiente la
captación.

b. Auto-limpiable. El drenado del Tlaloque asegura que se vacía completamente antes de cada lluvia mejorando su limpieza.

c. Integra desvío a drenaje. El desvío a drenaje es esencial para un sistema de captación. Con la llave de desvío se drenan automáticamente las primeras lluvias de cada temporada, por ser las más sucias.

d. Puedes conectar el Tlaloque a una cisterna alta sin tener que elevarlo. Ajustando el respiradero del Tlaloque se puede dirigir el agua a cisternas elevadas.

e. Drena en automático. El Tlaloque se auto-drena para asegurar su funcionamiento en cada lluvia.

 

CÓMO FUNCIONA

En los primeros minutos de cada aguacero, la lluvia cae sobre el techo y lo limpia. El agua entra al Tlaloque.
El contenedor se va llenando y la pelota flotante se mueve.

Cuando el Tlaloque llega al límite, previamente seleccionado, la pelota flota y sirve como tapón. El agua que cae, ahora más limpia, se conduce a la cisterna.
Investigadores, especialistas en el tema, han encontrado que entre las ventajas de instalar un separador de primeras lluvias están las de poder remover tanto contaminantes disueltos, como suspendidos. Por cada milímetro de las primeras lluvias separadas, la concentración de contaminantes se baja un 50%. Es decir, por cada litro separado por metro cuadrado, reducimos la contaminación a la mitad. El Tlaloque y su sistema de respiración aseguran que estés quitando entre 60 y 80% de los contaminantes antes de que el agua de lluvia entre a la cisterna. El Tlaloque se adapta a tres diferentes tamaños de techos para que trabaje de manera más eficiente.

Cómo funciona el Tlaloque